Invertir

Mercado bajista sin fin

En este día de la historia económica y financiera. ...

¿El mercado siempre vuelve? Inversores en el Nikkei 225 todavía se preguntan. El 29 de diciembre de 1989, el análogo japonés al Promedio industrial Dow Jones (DJINDICES: ^ DJI), alcanzó un máximo intradiario histórico de 38.957. Dos décadas después, el valor del Nikkei todavía estaba un 73% por debajo de esa marca.

El Washington Post informó sobre el máximo histórico del Nikkei con una exuberancia irracional clásica. El artículo emparejó un gráfico del Nikkei 225 desde principios de 1988 hasta finales de 1999 que mostraba una casi duplicación (de unos 24.000 puntos a más de 38.000), con la siguiente cita de Kenji Maeda: `` Los recientes aumentos rápidos en los precios de las acciones hicieron los inversores se impacientan y se ven obligados a comprar para no perder el autobús ”.



Es bastante difícil tener miedo cuando otros son codiciosos, pero el 29 de diciembre de 1989 habría sido el mejor momento para sentir miedo como inversor japonés. El mercado japonés tuvo una debilidad estructural importante, ya que solo una cuarta parte de sus acciones se negoció en el mercado. El resto estaba en manos de varias grandes empresas, creando una red de participaciones de propiedad entrelazadas entre los japoneses. zaibatsu , o conglomerados diversos, como Mitsubishi . Al restringir severamente las acciones en el mercado, el zaibatsu precios inflados artificialmente a medida que los inversores canalizaban sus recursos hacia cada vez menos acciones disponibles. El P / U promedio del Nikkei se disparó por encima de 100 en 1989, un aumento parabólico en la valoración luego imitado por el Compuesto Nasdaq (NASDAQINDEX: ^ IXIC)durante la burbuja de las puntocom. Luego estalló la fiebre alcista y el Nikkei nunca se recuperó.

s & p 500 yahoo finanzas

El único mercado bajista comparable en la historia mundial es el que afectó al Dow durante 25 años después del Crash de 1929. Parece casi seguro que el Nikkei romperá ese récord. Al comparar ambos choques 22 años después de sus picos, uno encuentra que el Nikkei permanece alrededor de un 75% más bajo que en su pico, tanto en términos reales como nominales. El Dow, en comparación, ya había regresado a una simple pérdida del 30%, más cerca del 55%, cuando se ajusta a la inflación, para el año 22 de su depresión bajista.

Para romper su mercado bajista en 25 años, el Nikkei necesitaría una ganancia anual del 94% durante dos años seguidos. Eso nunca ha sucedido en la historia del Dow, que tuvo una ganancia récord de un año del 67% en 1933. Para romper el mercado bajista al final de su tercera década, el Nikkei todavía necesitaría una ganancia anual del 21% durante siete más años. Eso parece muy poco probable, por decirlo suavemente.

Este mercado puede volver con el tiempo suficiente, pero será demasiado tarde para salvar a una generación de posibles inversores japoneses que han visto caer el Nikkei durante toda su vida adulta.

Pegado al ticker, día uno
Las firmas de Wall Street siempre han tratado de estar a la vanguardia de la tecnología, para tener una mejor ventaja sobre sus competidores. Antes del comercio de alta frecuencia existía el comercio de computadoras. Antes de eso, transferencias bancarias y llamadas telefónicas. El primer uso real de la tecnología en un sentido comercial tuvo lugar el 29 de diciembre de 1867, cuando el comerciante David Groesbeck instaló en su oficina el primer ticker de cotizaciones por telégrafo remoto.

Groesbeck alquiló el ticker por $ 6 por semana, o alrededor de $ 5,000 por año cuando se ajusta a la inflación. Ese no es un mal precio si se tiene en cuenta que ningún otro comerciante tenía esta ventaja tecnológica y que las terminales modernas de Bloomberg pueden costar alrededor de 24.000 dólares al año. Dos años más tarde, Thomas Edison desarrolló una de las primeras máquinas de cotización de acciones reales y, en la década de 1880, se instalaron más de mil cotizaciones de cotizaciones en las oficinas de Wall Street.

No te metas con Texas
La República de Texas, que incluía el estado de la estrella solitaria y partes de varios otros estados, se convirtió en parte de los Estados Unidos el 29 de diciembre de 1845, cuando el presidente James K. Polk firmó los documentos de anexión. Texas se separaría de la Unión al comienzo de la Guerra Civil, debido a su economía dependiente de los esclavos, pero después del final de la guerra, la economía de Texas se volvió mucho más diversa. La agricultura y la ganadería fueron complementadas, y eventualmente suplantadas, por servicios financieros y exploración petrolera. La explotación en 1901 de Spindletop, el primer gran campo petrolero de Texas, abrió las compuertas para la producción de petróleo estadounidense, transformando al estado, y al país, en un actor dominante en el escenario mundial.

La producción de petróleo de Texas era de 836.000 barriles por año a principios de siglo. Un año después del brote Spindletop, la producción anual del estado se disparó a 17,5 millones de barriles. Texaco - ahora parte de Chevron (Bolsa de Nueva York: CVX)- se formó para manejar este nuevo descubrimiento. En la actualidad, siete de las 10 empresas más grandes de Texas son actores importantes de la industria petrolera, entre ellos ExxonMobil (Bolsa de Nueva York: XOM), la compañía petrolera que cotiza en bolsa más grande del mundo, y ConocoPhillips (NYSE: COP). Un siglo después de Spindletop, Texas produjo más de 1.4 millones de barriles de petróleo todos los días, o alrededor de 534 millones de barriles por año. Ese año, el PIB de Texas fue de $ 1,3 billones, o poco menos del 10% del PIB de toda la nación.



^